Nuestro

ADN...

Charly García - Caballito - Buenos Aires - Argentina

Carlos Alberto García Moreno, conocido como Charly García, es un músico, cantante, intérprete, compositor y productor argentino de rock.

Fundó varias bandas de rock argentino como Sui Géneris, Serú Girán y La Máquina de Hacer Pájaros, y tiene una amplia carrera como solista. Con 47 discos oficiales grabados en 48 años (1969-2017) como músico profesional, más 4 discos no oficiales con temas inéditos y otros participando como músico invitado de diferentes artistas y en diferentes épocas.

Ha ganado varios premios a lo largo de su trayectoria como el Grammy a la Excelencia Musical en Las Vegas, otorgado por la Academia Latina de la Grabación, que entrega los Premios Grammy Latinos; el Premio a la Trayectoria en la entrega de los Premios Clarín Espectáculos 2009 y el Premio Konex en varias oportunidades, incluyendo el de platino en 1985 como «mejor instrumentista» / «conjunto de rock» de la historia en la Argentina. En 2010 fue declarado Ciudadano Ilustre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por la Legislatura Porteña y en 2013 recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de General San Martín. En los Premios Gardel 2018 (organizado por la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas- CAPIF) se impuso en seis de los siete categorías en los que estaba nominado, incluida Álbum del Año por su disco "Random". Tras 15 años, el ex Sui Generis volvió a ganar la estatuilla de oro, siendo esta la tercera vez que recibe esta distinción.

Personalidad y polémica:
Desde sus comienzos, Charly García fue siempre una figura polémica tanto en su país como a nivel internacional. Sus repentinos cambios de humor en medio de los recitales ―lo peor que puede pasar es que haya problemas con el sonido―, su drogadicción y sus polémicas frases sobre sí mismo y otros personajes de público conocimiento hacen de García una figura siempre visible y muy llamativa, despertando muchas simpatías y antipatías, porque en general su visión crítica de la realidad y su independencia de opinión no gusta a todos los sectores de la sociedad argentina. Otra anécdota conocida cuenta que durante un recital las personas del público le gritaban «puto» y respondió bajándose los pantalones para demostrar que supuestamente no lo era.

Asimismo, ha sido internado tres veces en clínicas psiquiátricas, fue echado del ejército cuando cumplía con el servicio militar obligatorio, debido a que no soportaba el encierro y la disciplina impuesta por los militares. Llegó a tal grado su desesperación por salir, que en una ocasión sacó a pasear un cadáver en silla de ruedas, lo que motivó una investigación psiquiátrica que lo determinó psicótico y paranoico con personalidad esquizoide.

Tuvo varios ingresos por adicción a las drogas, como en 1991, 1994 y 2008. Cuando Charly concluyó su ingreso en 1991, el músico ironizó la situación entrando en ambulancia a su recital en Ferro.

Tuvo prohibido un tiempo el ingreso a Uruguay tras un escándalo al agredir a un paparazi que intentó sacarle una foto. Charly tuvo conflictos en Colombia al llamarla «Cocalombia». En Costa Rica, durante los años ochenta, un recital de Charly terminó en una batalla campal cuando los organizadores quisieron suspender el recital por la lluvia. Charly tuvo problemas en Paraguay, cuando encerró a cuatro chicas en un hotel. En Quito fue detenido por el escándalo que lo tuvo como protagonista durante un recital ante unos diez mil espectadores la policía detuvo al roquero argentino en el camerino del Coliseo General Rumiñahui, donde se efectuó el concierto, aunque no dieron más detalles. García tenía que cerrar en la madrugada el megaconcierto, pero después de entonar una canción abandonó el escenario mientras arremetía a puntapiés contra los micrófonos y otros equipos de sonido.

En una oportunidad un fanático de Charly fue herido durante un recital y el músico se solidarizó y le regaló una guitarra autografiada en el hospital.

Charly representa un desafío para muchos periodistas. Susana Giménez entrevistó al músico en varias oportunidades. En una de ellas Charly le rompió las hojas en donde tenía anotadas las preguntas que la conductora le iba a realizar al músico. En otra entrevista: Susana dice «Estás más gordo», a lo que Charly responde «vos también». Jorge Guinzburg también entrevistó varias veces al músico, obteniendo entrevistas muy recordadas. Jorge Lanata, Bruno de Olazábal y Jaime Bayly (Perú), Sergio Marchi, Bebe Contepomi y otros periodistas tuvieron memorables entrevistas con el músico. Charly García, sin embargo, mantiene conflictos con algunos periodistas, como con Mauro Viale.

En 1988, durante un recital en River, Charly le dijo a Bruce Springsteen ―que en Estados Unidos es apodado The Boss (en español: ‘el jefe’)― «Acá el jefe soy yo». Ese día Charly tocó junto a Peter Gabriel, Sting, León Gieco y Bruce Springsteen.

Charly García sostuvo muchos conflictos en la provincia de Mendoza. En 1983, se desnudó en pleno recital. Después un policía golpeó la puerta de la habitación donde se encontraba el músico y le dijo: «¡Abra: soy policía!», a lo que García respondió: «¿Y yo qué culpa tengo de que usted no haya estudiado?». En otra ocasión, de acuerdo a una denuncia presentada a la fiscalía, García encerró a cinco prostitutas negándose a pagarle por sus servicios. En Mendoza, en el 2000 luego de haber tocado gratis junto a Mercedes Sosa, García probó el vértigo de lanzarse desde una ventana del décimo piso de un hotel hacia una piscina, y cuando la prensa le cuestionó su acto dijo: «¡Solo la vi, y me atreví! Hay que ir más allá, además yo no me voy a morir nunca y mi capricho es ley». Más tarde referiría que se atrevió a tirarse después de muchos cálculos y debido a que estaba encerrado en la pieza, ya que afuera estaba la policía para interrogarlo debido a incidentes sucedidos la noche anterior en un pub de la misma ciudad.
El disco Rock and Roll YO tendría canciones dedicadas a Florencia, una novia quinceañera de Charly, que por ese entonces tenía 53 años. Los padres de Florencia no dejaban a Charly acercarse a su hija y por tal motivo aparecen temas como «Dileando con un alma (Que no puedo entender)».

Durante un recital en Ferro en el 2004, después de las declaraciones de una mujer que decía ser su hija y que incluso ya le habría dado una nieta, Charly gritó a los espectadores: «Esa que dice que es mi hija, ¿vino o no vino?». En dicho recital también rompió dos vasos con la mano y destrozó varios instrumentos. García dijo que en ese recital iba a quemar el piano pero que la lluvia no se lo había permitido. Al año siguiente, en 2005, García dejó su huella en el Paseo de la Fama de Mar del Plata, ubicada en la costa atlántica argentina.

En una entrevista al periodista Luis Majul, reveló que fue agredido por empleados de seguridad del lugar en el último recital de una serie dada en La Trastienda. En 2007 le cancelaron un recital por llegar tarde. García gritó: «Mi ejército, rompan todo». Al otro día La Trastienda amaneció con pintadas a favor de García. Los seguidores de García suelen llamarse Los Aliados o el Ejército Say No More. Muchas veces sus seguidores le perdonan todo al músico, que llegue tarde a los recitales o incluso que ni siquiera vaya. La respuesta que dan los aliados a eso: «Charly es Charly, es un genio, es Dios». Ese mismo año, Charly García le tiró un vaso de whisky a la cantante islandesa Björk. La agresión se produjo en el interior del hotel Faena, en Puerto Madero, y el acontecimiento se mantuvo en el más absoluto secreto. Al año siguiente, el viernes 18 de abril del 2008, Charly se peleó con Marcelo Pocavida (exintegrante de Los Baraja) en la zona de acceso a los camarinos del Teatro Roxy (Buenos Aires) posteriormente al espectáculo de los New York Dolls. En el sitio web Youtube se muestran videos grabados desde celulares sobre esta pelea de Charly García o sobre otros incidentes en Chile (como cuando una chica se sube al escenario).

En 2010 Charly García terció en la polémica entre su compatriota el cantautor Fito Páez y Ricardo Arjona. La pelea a tres bandas surgió cuando Páez aseguró que Arjona era un síntoma de «aniquilación cultural». García apuntó a que su público y el de Arjona son muy distintos: «(El de Arjona) es más de amas de casa, que ven telenovela, y es muchísima gente».

En 2017, Charly García acusó por plagio a la estrella pop estadounidense Bruno Mars: en una entrevista en la revista Billboard, se explayó sobre el tema, convencido de que el tema Uptown Funk del estadounidense está «inspirado» en su canción Fanky.